CASA ROCAFORT II

Integrada en el núcleo urbano,  encontramos esta impresionante vivienda, en la que se mezclan a la perfección los elementos más vanguardistas, con estilos constructivos clásicos, como la piedra o la teja curva envejecida.

La parcela en líneas generales, se ha dividido en dos niveles claramente diferenciados, habiéndose conformado dos plataformas. La primera de ellas, a nivel de la planta baja, donde se encuentran los espacios principales de vida en el exterior, los grandes porches, y la piscina. En el nivel inferior se materializa la entrada de los vehículos, pero sin descuidar ni un ápice el paisajismo en la misma.

En cuanto a la vivienda, se distribuye en tres plantas, interconectadas por una escalera protagonista, cuyo cerramiento posterior, es inexistente, conformándose con una gran cristalera de suelo a techo en todos sus niveles. Se ha dispuesto además un ascensor, para facilitar la accesibilidad.

El sótano, alberga las estancias de servicio, como son un amplio aparcamiento para hasta cuatro vehículos, sala de máquinas, o cuarto de jardinería. En el mismo nivel, accedemos directamente a la vivienda propiamente dicha, que en esta misma planta, dispone de bodega, gimnasio, dormitorio de servicio y baño.

Las plantas baja y primera, recogen las estancias principales de la vivienda. Como configuración general, toda la planta primera, está abierta a la planta inferior, a través de grandes ventanales interiores, que comunican visualmente el estudio, y el impresionante salón comedor.

En planta baja, se han independizado claramente las estancias de día y de noche, de forma que las primeras, son accesibles desde el gran hall, mientras que las segundas, se distribuyen en núcleos totalmente independizados.  La zona de día se consolida en el gran salón comedor, abierto en dos de sus cerramientos totalmente al exterior con grandísimos ventanales recayentes al porche y una amplia cocina con zona de comedor, igualmente conectada con las terrazas. Por otro lado, los núcleos de noche, albergan un total de tres dormitorios con sus respectivos baños.

La planta primera, recoge un amplio estudio y zona de trabajo cuyas dimensiones se ven visualmente incrementadas por el efecto que provoca la conexión con la planta inferior.

El exterior de la vivienda se ha tratado con las líneas más puras y simples, mediante monocapas blancos de extrema planeidad. La calidez extra, se aporta en las cubiertas de teja curva envejecida, los porches en madera natural, los canalones de zinc, o el adoquinado de las terrazas exteriores del nivel inferior.

La vivienda es un claro ejemplo de un diseño exquisito, y una ejecución con materiales nobles de extrema calidad, siendo el resultado de la suma de ambos parámetros, la esencia de la belleza en una construcción.

Mostrar Descripción
Volver
Uso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar navegando entendemos que se acepta nuestraPolítica de cookies.